Los Forwards sobre divisas como herramienta para gestionar el riesgo “Hoja de Balance”

Por Víctor Cárdenas, miembro del equipo de Derivados Financieros de The Key.

En el primer artículo, además de explicar de forma resumida los conceptos básicos asociados a los Instrumentos Financieros Derivados (IFD), se profundizó en explicar los principales usos de este tipo de instrumentos. El análisis se centró en exponer la utilización de los IFD como herramienta para la gestión de los riesgos que las empresas enfrentan de acuerdo con el giro del negocio en el que se desempeñan, y cómo esta práctica puede generar valor a través de hacer predecibles sus flujos de caja.

En esta ocasión, se profundizará en la gestión de riesgos a través del uso de IFD, particularmente de los forwards sobre divisas. Para ello, es imprescindible tener claro cómo funcionan este tipo de instrumentos.

Los forwards son instrumentos a través de los cuales dos agentes pactan el precio al cual se transará un activo subyacente en el futuro. Son cuatro los elementos que se definen en un contrato de este tipo: i.- el tipo de transacción, compra o venta; ii.- el activo subyacente materia de la transacción; iii.- el precio al cual se ejecutará la transacción, que se conoce como precio forward; y, iv.- la fecha (futura) en la cual se liquidará la transacción; o, lo que equivale a decir el plazo del forward. Cabe notar que, si bien el forward se pacta hoy, la operación se liquidará al vencimiento del plazo del forward. Ello implica que no hay ningún desembolso al pactar el contrato, solo el compromiso de cumplir con las condiciones acordadas.

En el caso del presente artículo, nos centraremos en cómo una estrategia de cobertura se puede armar sobre la base de la utilización de forwards en donde el activo subyacente es una divisa. En este sentido, la transacción de un forward, se puede dar a partir de la compra o venta futura de divisas -digamos, dólares- a partir de definir el precio, y la cantidad de divisas que se transará en la fecha previamente acordada.

 

En este sentido, quiero tomar como ejemplo un aspecto con el cual muchas empresas lidian al ser una realidad del país y es el hecho de tener una economía parcialmente dolarizada. Así, es muy común que las empresas puedan tener el riesgo de enfrentarse a lo que se conoce como “efecto hoja de balance”. Este consiste en el efecto financiero que enfrentan agentes económicos ante una variación del tipo de cambio, lo que genera cambios en la valorización de los activos y pasivos por el descalce de monedas.

Por ejemplo, una empresa que tenga sus ingresos en soles y sus principales proveedores en moneda extranjera, digamos dólares; se dice que tendrá una posición pasiva en dólares; es decir, que lo que debe en dólares es más a lo que tiene como activos en divisas. Por lo tanto, una subida del dólar, implicará que sus pasivos valdrán más que sus activos en dólares. Este efecto, se deberá registrar como una pérdida por tipo de cambio en el estado de resultados de la empresa. En caso que suceda una caída en el tipo de cambio, bajo la misma lógica, ello desencadenará en el registro de una ganancia en el estado de resultados, dado que, en términos de moneda extranjera, su posición neta pasiva valdrá menos.

De la misma manera, si la empresa tuviera activos en dólares, mayores a sus pasivos en divisas, se dice que esta tendría una posición activa en moneda extranjera, y cualquier variación en la variable tipo de cambio provocará el registro de una ganancia o pérdida cambiaria en los resultados de la empresa.

Bajo este análisis, para que una empresa no esté expuesta a este efecto de “hoja de balance”, tendría que, o estar calzada en sus activos y pasivos en moneda extranjera, o evitar tener transacciones denominadas en divisas. Cualquiera de estas dos posibilidades podría complicar la operativa del negocio. Si este efecto no es significativo, también se podría decidir asumir el riesgo. Sin embargo, si el efecto es representativo, los riesgos pueden ser considerables y se hace necesario tomar acción para la gestión de ese riesgo.

Es bajo este contexto que los forwards sobre tipo de cambio pueden ser una herramienta más que útil para hacer frente a circunstancias como las descritas. Si una empresa enfrenta una posición activa en dólares, por ejemplo, se podría vender divisas por un monto que ascienda a la posición de cambio; es decir, a la diferencia entre los activos y pasivos en dólares. En este sentido, si el tipo de cambio sube, la empresa registrará una ganancia cambiaria como resultado de su posición de cambio, pero a su vez deberá registrar una pérdida asociada al forward. Ello debido a que venderá dólares a un tipo de cambio menor que el tipo de cambio spot, o tipo de cambio al momento de la liquidación.

De forma contraria, si la empresa enfrentase una posición pasiva en moneda extranjera, podría comprar dólares vía forwards de tipo de cambio por un valor nominal que ascienda a la diferencia entre sus pasivos y sus activos en divisas. Si el tipo de cambio sube, en contraposición de registrar una pérdida por tipo de cambio en el estado de resultados (sus pasivos valdrán más que sus activos en dólares), registrará también una ganancia por el IFD en tanto que comprará dólares a un tipo de cambio menor que el tipo de cambio spot en la fecha de liquidación.

Dependiendo de qué tan líquido sea el mercado, habrá otras consideraciones a tomar en cuenta a fin de que la cobertura sea lo más eficiente posible; y es que como en todo mercado, mientras más competencia y liquidez haya, menores serán los spreads, y la conveniencia y efectividad de las coberturas serán mayores. Fuera de ello, es importante también tener conocimiento de cómo funcionan este tipo de instrumentos, y cuál es el impacto de su registro contable y el sustento tributario de sus resultados. Ambos aspectos se profundizarán en futuros artículos dado que son consideraciones fundamentales para el desarrollo de este mercado en el país.

Imagen de cabecera: Corporate Finance Institute, Finance definition: What is finance?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *